Tus preguntas frecuentes

Intentaré en este espacio responder a las dudas o consultas más frecuentes que recibo
También ayudarte a pensar aquellas ideas que puedas tener de "hacer terapia"

Muchas veces creemos o nos han trasmitido que hacer terapia es para locos, para personas que no pueden con sus vidas o que están “realmente mal”.

Hacer terapia es para aquellas personas que sienten que hay algo en sus vidas que no están pudiendo manejar de la mejor forma y que necesitan ayuda al respecto. Necesitar ayuda no es símbolo de debilidad ni de escandalo, simplemente se trata de reconocer que hay algo que no puedes manejar o te esta afectando de alguna manera y requieres un punto de vista externo.

Ir a terapia te ayudará a conectar mejor contigo mismo y con las personas que te relacionas. Es un espacio donde se habla de lo que tu quieras y cómo tu quieras trabajarlo.

Algunas veces ocultamos o negamos durante mucho tiempo ciertas cosas que nos generan malestar. Haciendo un tratamiento podemos llegar a trabajar estas cosas si lo crees necesario y afrontar eso da temor, pero luego de superados esos momentos encuentras mucha paz y tranquilidad.

El monstruo siempre es más grande en tu imaginación, cuando lo ves a la cara desaparece solo.

Realmente hacer terapia es un servicio profesional y como tal tienes que verlo como una inversión.

Es más caro que muchas cosas, si, es verdad. Pero también es verdad que podrá brindarte un cambio de vida y de rumbo que mejorará tu forma de vincularte con las personas que te interesan, y contigo mismo. Mejorará tu día a día de tal forma que no lo querrás desperdiciar.

No hay un tiempo estipulado realmente. La terapia gestalt es un tipo de terapia breve, lo que significa que nos focalizaremos en un tema en particular que quieres trabajar y buscaremos darle solución en el corto plazo. 

Algunas veces, luego de tratar ese tema van apareciendo nuevas cosas que puedes continuar trabajando y eso prolonga el tratamiento.

Yo realmente me propongo brindarte herramientas en cada sesión para que aprendas a gestionar tu mismo las situaciones con las que te enfrentas y que al cabo de un tiempo puedas dejar de venir a terapia y no me necesites más.

Mi recomendación es que al principio del tratamiento intentes sostener una consulta semanal, al menos durante un mes. Y luego si consideras que te va mejor hacer consultas quincenales

Al cabo de un tiempo se pueden hacer más espaciadas o consultas aisladas cuando lo necesites. 

Yo me propongo brindarte herramientas para que aprendas a conocerte y auto-gestionarte sin necesitar de mí todo el tiempo.

Realmente un espacio de terapia no es más que un tiempo para que conectes contigo mismo, con quien eres y con tus emociones/ necesidades. Algunas veces necesitamos un momento para hacerlo porque no encontramos este espacio en la vida diaria.

En terapia podemos hablar de tus miedos y preocupaciones; de tu ansiedad y cómo eso te afecta en la vida diaria; de la pareja, sus problemas y dificultades; de tener pareja o de no saber cómo encontrar una; de tu soledad; del trabajo; de tus sueños, deseos y aspiraciones para trazar un rumbo en cómo concretarlo. También podemos hablar del malestar y la tristeza; de los hijos; de los amigos y sus dificultades; de un duelo…. 

Podemos hablar de tus proyectos; la organización del tiempo; la conexión con tus emociones; la alegría de un nuevo rumbo. No vamos a terapia solo ha hablar de malestar, aunque suele ser lo que nos lleva a consultar.

Realmente podemos hablar de cualquier cosa que incluya tu vida y que tú consideres importante. La vida humana.

Como decía anteriormente, podemos hablar de lo que te inquiete o alegre. No hay que tener grandes problemas para ir a terapia. Terapia es para poder sacar el mayor beneficio y disfrute de la vida. A veces creemos estar bien, pero desconocemos que podemos estar aún mejor.

Realmente este es un espacio para tí y nos importa qué piensas o sientes tú al respecto. Muchas veces ante el desconocimiento las personas tienen miedos o dudas. Muchas veces ir a terapia nos hace cambiar la forma de vivir y eso también genera inestabilidad en tu entorno.

Si tu crees que hay lago que te incomoda, genera malestar o no estas pudiendo manejar, una consulta quizás te puede ayudar. Luego decides si quieres continuar o no.

El psicólogo realmente te acompaña en el proceso de auto-descubrimiento, te escuchará y te ayudará a escucharte, nunca te dirá que hacer con tu vida. Serás tu mismo quién irá encontrando respuestas a lo que te sucede y decidiendo qué hacer con ello.

El psicólogo es una persona neutral, un tercero que no te conoce y solo te acompañará escuchando lo que tu dices, desde ahí saldrán las respuestas.

Muchas veces al hablar sin miedo ni prejuicios, te animas a decir cosas que ántes no habías pensado. El psicólogo te hará preguntas que te ayuden a pensar de una forma diferente.

Simplemente puedes contactar conmigo y coordinar un primer encuentro gratuito aquí para conocernos y saber cómo trabajo. Luego decidimos cómo avanzar.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola!
Cuéntame en qué pudo ayudarte