Personas altamente sensibles (P.A.S.)

Personas altamente sensibles

Desde que me mudé a España empecé a ver y escuchar de P.A.S. (personas altamente sensibles) por todos lados, y yo no tenía idea qué era. Parecía ser un termino o un concepto muy conocido aquí y del que poco había escuchado yo en Argentina.

Personas altamente sensibles o PAS  es un término definido por Elaine Aron (https://hsperson.com/) quien desde 1991 se encuentra estudiando a personas que evidentemente mostraban rasgos puntuales y particulares, a quienes finalmente denominó de esta manera. 

¿A qué nos referimos con este termino?

Describiré a continuación las características principales:

  • Mayor capacidad sensitiva – tanto a nivel emocional como en sensaciones físicas, frio/calor, dolor, sonidos, intensidad lumínica, etc… También el enamoramiento y la ruptura de pareja – o vínculos en general -son vividas con inmensa intensidad. 
  • Son mas reactivos emocionalmente: evidencian mayor empatía hacia las personas o situaciones que ocurren en su entorno. Se involucran de manera profunda con los sucesos a su alrededor. Se trata de personas que quedan atrapadas en situaciones que presencian y de las cuales no se pueden olvidar.
  • Se involucran de forma personal con los hechos, sufren de manera especial lo que les ocurre. 
  • Prefieren realizar actividades en solitario: tienden a buscar situaciones, momentos o actividades en soledad. No se reúnen con grandes grupos.
  • Les cuesta tomar decisiones: suelen permanecer durante mucho tiempo con ideas dando vueltas en la cabeza y sin poder avanzar o decidir al respecto.  Analizan todo al detalles.
  • Sienten excesivo malestar y frustración ante las decisiones equivocadas. Se responsabilizan de lo que ha sucedido y se culpan por las consecuencias. 
  • Personas muy observadores y detallistas: pasan gran parte del tiempo analizando opciones o detalles de lo que sucede a su alrededor. Pueden pasar horas observando el cielo, la naturaleza o el movimiento de las personas. Analizan detalles de las habitaciones, rasgos faciales. Serán quienes notan algún cambio en una habitación o un cuadro mal alineado. 
  •  Rechazan lugares con mucho ruido o luces fuertes: como mencionamos anteriormente prefieren espacios tranquilos o en soledad, ya que son muy sensibles a los estímulos externos. 
  •  Evitan situaciones de violencia, ya sea en la realidad o en películas/series: no disfrutan de ver estas escenas y prefieren no ser parte de ellas.

¿No todos somos así?

Aún hoy cuando leo estos rasgos me pregunto, ¿no todos somos así?. Evidentemente no, solo el 20% de la población presenta estos rasgos, y me animo a pensar que en cuanto más conectados estamos con nuestro mundo interior esto se desarrolla aún más. 

Es importante tener en cuenta que no se trata de una patología, sino de rasgos de personalidad, por lo que evidentemente tampoco hay nada que resolver o modificar en estas personas. Como siempre digo, no queda más que aceptar que estos rasgos son parte de nuestra vida y aprender a evitar situaciones que nos puedan incomodar, y en la medida de lo posible hacer buen uso de estas características (para el arte por ejemplo). 

Simplemente se trata de una forma distinta de vincularnos y estar en el mundo.
 
Mi experiencia personal

En este momento y al leer más de los PAS recuerdo mis experiencias de niña o adolescente, en las que prefería sentarme en la naturaleza a leer u observar lo que pasaba. Noches en las que salía, sin que nadie me viera, a ver las estrellas y disfrutar de ese momento. Y digo sin que nadie me viera porque muchas veces las PAS son catalogadas como raras, extrañas, solitarias, lloronas, y esto genera un estigma que hace sentir que hay algo mal en estas personas cuando simplemente sienten o viven su contacto consigo mismos y con el entorno de una manera diferente.

Me recuerdo mediando entre compañeros de la escuela para que no se peleen o no se agreda. Y ni hablar de como evito películas violentas o incluso ruidos fuertes que me hacen asustar.

Niños PAS

Considero muy importante los aportes que se realizan desde esta óptica a la niñez, para padres o educadores. Entender estos rasgos en los niños ayuda a que brinden un acompañamiento más firme y asertivo a sus necesidades, sin permitir situaciones de discriminación o malestar en los menores que se están desarrollando y conociendo a sí mismos. 

Finalmente, los invito a visitar la página de Karina Zegers de Bejil donde se encuentra un test muy preciso para reconocer si tu también eres una persona altamente sensible.

Si algo de esto te resuena y quieres saber más, siempre puedes contactar conmigo y coordinar una cita para conocerte mejor y descubrir cómo te puedo ayudar.

Espero sus comentarios sobre este articulo y saber si se reconocen como una persona altamente sensible o si quizás alguien de su entorno lo es. 

Personas altamente sensibles, se vinculan con la naturaleza de una manera especial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola!
Cuéntame en qué pudo ayudarte